Cafés Urbión




Espreso Perfecto

Espreso Perfecto


La Obtención del Café Expresso.

Para la obtención de un Café Urbión expreso de buena calidad, es necesario que los ingredientes principales –café y agua – se combinen en una máquina de café adecuadamente. La máquina es la herramienta que nos permite someter el café molido y prensado a la acción del agua a una temperatura precisa y a una presión fija y constante. La presión debe estar situada entre 7 y 9 bars, mientras que la temperatura adecuada pueda variar entre 90 y 96 grados a la salida de la erogación, en función de la mezcla de café.

Con este proceso, que permite la extracción de todos los alcaloides y aceites naturales, los azucares y las proteínas, obtendremos el mejor café expreso, con todo su sabor, crema y aroma.

No debemos olvidar que las tazas con las que se va a servir el café deben ser mantenidas a una cierta temperatura, evitando así que el café se enfríe al entrar en contacto con la superficie fría de la taza


La Molienda del Café.

El grado de molturación ideal es aquel en el que se consigue que el tiempo de erogación inicial (desde que se pulsa el botón hasta que cae la primera gota al vaso de café) deba ser de 5 segundos. Con ello se consigue que el café ofrezca una mayor superficie de contacto con el agua caliente y se pueda extraer así el máximo de substancias.